jueves, 12 de enero de 2012

¡Larga vida al pelo rizado!

El pelo rizado en todas sus modalidades está de moda, ya no sólo se busca el pelo liso como una plancha si no que ahora es plena tendencia conseguir un look más romántico.
La gente que tiene el pelo rizado o con muchas ondas, en ocasiones, desea alisarlo pero...¡a mí me encantan los bucles y las ondas! Son taaan femeninas. Además, hemos tenido tantas temporadas de pelo superliso que ahora hasta parece un concepto novedoso el hecho de llevar rizos (¡qué locura!).
Hace algún tiempo recorté de una revista tres modos fáciles de crear rizos y hoy os los quiero contar, a ver si os gustan.







1. MÉTODO 1: Trenzas
¡Es unas de las formas más antiguas que existen para conseguir unas ondas supersuaves! Con el pelo ligeramente húmedo (o según mi experiencia, recién secado con secador), se hacen de 4 a 6 trenzas (según la cantidad que tengamos de pelo) bien apretaditas. Si aplicáis un poco de espuma o cera obtendréis una mayor fijación. ¡Seréis unas auténticas damas prerafaelistas!
Atención: Cuanto menos trenzas menos rizado queda y cuanto más apretadas más consistente será el rizo.



2. MÉTODO 2: Rulos
¡Los rulos ya no son de madres y señoras mayores! La clave de los peinados setenteros (que tanto se llevan esta temporada) precisamente pasa por los rulacos. Para conseguir esta estética necesitamos que sean grandes y los colocaremos de medios a puntas del pelo casi seco (o recién secado). Así, enrollaremos el cabello en rulos que dispondremos en dirección alterna, es decir, si el primero gira a la derecha, el siguiente lo debe hacer a la izquierda. Ah y siempre tienen que estar perpendiculares al crecimiento del pelo.
A continuación, aplicamos laca a tope y dejamos secar al aire o también podemos pasar secador. A mí personalmente me parece que es mejor dejarlo bastante rato al aire y listo. Para terminar, quitamos los rulos y peinamos con los dedos (más rizado) o con cepillo (más ondulado), dependiendo del efecto que pretendamos conseguir





3. MÉTODO 3: Caracolillos

Estos minirizos son un puntazo. Quizá no tengamos tiempo ni ganas de hacerlo con frecuencia, pero si un día queremos dar un giro a nuestro look, desde luego es una buena idea. Este método también es bastante antiguo y sencillo, ¡en cuestión de momentos parecerá que salimos de "Gran Hotel"!
Sólo tenemos que separar nuestro cabello casi seco (este punto de humedad lo hace más moldeable) en mechones más o menos gruesos (según el tamaño del rizo deseado), los giramos sobre ellos mismos y después, los sujetamos a la cabeza con horquillas, como si fueran unos pequeños moñitos. Lo dejamos bastante rato (que se termine de secar el pelo) y cuanto más mejor....¡rizos asegurado!




Un apunte, si os da reparo llevar un volumen en el pelo al que no estáis acostumbradas...¿por qué no probáis con un recogido? Quedan ideales. También podéis jugar a poner alguna horquilla mona o peinetita de fantasía. ¡Seréis la envidia!

¿Os atrevéis para este fin de semana? ¡Besos!

4 comentarios:

  1. Un reportaje tan original como interesante. Me encantan las distintas sugerencias, personalmente me parecen muy prácticas y sencillas de usar. Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ¡Muchísimas gracias por tu comentario! La verdad es que son técnicas muy sencillas y los resultados son estupendos. Ya nos contarás si las pruebas. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Hola! Somos Marta y Arancha y acabados de crear un blog de bisutería que creamos nosotras!
    Los precios son muy asequibles.

    Pásate por www.thezazuscoffer2.blogspot.com y descúbrenos!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Marta y Arancha! ¡Me encanta la bisutería handmade! Mucha suerte con vuestro proyecto, ¡tiene buena pinta!
    Si os apetece hacer alguna colaboración con AT, enviad un correo a: actitudestendenciosas@gmail.com
    ¡Podría ser interesante! Un besazo y gracias por vuestro comentario

    ResponderEliminar